Nosotros



+ Reseña Histórica


Con el propósito de establecer un centro de formación agropecuario, que permitiera adquirir mayores conocimientos sobre los productos del campo y como efecto, mejorar la calidad de vida del sector rural, (propósito que sigue siendo objeto de esta entidad), surge la necesidad de adquirir un terreno para la instauración de la obra.

Para su selección,  la zona debía tener ciertas condiciones, tales  como el clima, el suelo, la humedad ambiental, las aguas, la temperatura  y demás circunstancias topográficas que otorgaran la posibilidad de procesos educativos y prácticos para el  desarrollo formativo. 

Razón, por la que se estudian tres ofrecimientos de propiedades en el municipio de Caldas, la más opcional, la hacienda La Salada de la familia Restrepo Ospina, con una extensión territorial  de 52.9 hectáreas, que según los conceptos técnicos  de Secretaria de Agricultura de Antioquia, Sociedad Antioqueña de Agricultores y el aval del doctor Pedro Alarcón, Agrónomo jefe de la División Agropecuaria de la Dirección Nacional, es apta para cultivos de clima medio y para el mantenimiento regular de ganado de leche, porcinos, aves y otros tipos similares de explotación agropecuaria.

Además, por el servicio de comunicación vial, que la sitúan  a 25 Kilómetros con Medellín en la carretera que comunica a esta ciudad con Bogotá, Quindío y Cali.

De esta forma, el 15 de noviembre de 1961,  se compra la propiedad y surge el Centro Agropecuario,  La Salada, cuyo objetivo principal se basa en brindar formación integral al sector agrario, base del aumento de la producción en especies menores, la explotación ganadera, parcelas de  hortalizas entre otras técnicas agroindustriales. En los registros, aparece como el primer Director del Centro Francisco Gómez, oriundo de  El Santuario  Antioquia y egresado de la Escuela Panamericana de Agricultura, con sede en Honduras. Tras él, siguió un grupo expertos que enseñaron en ese entonces mayordomía, porcicultura, horticultura, ordeño y avicultura.

Desde su creación, la casa de la finca, actualmente remodelada y conservada como punto de encuentros y eventos especiales, fue la sede inicial de los  procesos de formación; mediante un plan académico y calendarizado para inscribir a los aspirantes a los cursos y programas que fueron extendidos a municipios como Urrao, Venecia, Santa Fe de Antioquia y Urabá. La construcción del edificio emprende en 1969 y con éste, se instauran talleres, aulas, oficinas, escenarios deportivos, internados y otras instalaciones de servicio de la población y el mejoramiento de la comunidad educativa.

+ Crecimiento y Cobertura

Actualmente, recibe el nombre de Centro de los Recursos Naturales Renovables, La Salada, esto debido a los cambios tecnológicos y científicos necesarios para el país, y por los nuevos programas que buscan la capacitación técnica y tecnológica del recurso humano. 
Durante estos 55 años, se ha consolidado la capacitación a personas competitivas para el desarrollo empresarial, comunitario y trabajadores especializados para los diversos sectores de la producción.

Los siguientes, son los  municipios atendidos a través de cursos y programas:

Caramanta, Valparaíso, Támesis, Jericó, Andes, Jardín, Betania, Hispania, Salgar, Santa Bárbara, Amagá, Angelópolis, Armenia, Venecia, Titiribí, Concordia, Betulia, Urrao, Tarso, Pueblorrico, Armenia, Montebello y las zonas rurales de Caldas.

Alianzas  y convenios claves han permitido traer conocimiento a instructores y aprendices, que por medio de pasantías, han podido capacitarse con universidades e instituciones técnicas y tecnológicas extranjeras como México, España, Francia, Alemania, Australia, América Latina y el Caribe.

La infraestructura con la que cuenta  el Centro de los Recursos Naturales Renovables, La Salada, permite fortalecer los sectores económicos y agroindustriales de esta subregión  del departamento, caracterizada por sus actividades económicas como la caficultura, el turismo, la producción de plátano, caña panelera, frutales, fríjol, hortalizas, yuca, papa y maíz; conjuntamente con la industria ganadera,  maderera y el comercio.


+ Misión
El SENA está  encargado de cumplir la función que le corresponde al Estado de invertir en el desarrollo social y técnico de los trabajadores colombianos, ofreciendo y ejecutando la formación profesional integral, para la incorporación y el desarrollo de las personas en actividades productivas que contribuyan al desarrollo social, económico y tecnológico del país.


+ Visión
En el 2020, el SENA será una Entidad de clase mundial en formación profesional integral y en el uso y apropiación de tecnología e innovación al servicio de personas y empresas; habrá contribuido decisivamente a incrementar la competitividad de Colombia a través de:
  • Aportes relevantes a la productividad de las empresas.
  • Contribución a la efectiva generación de empleo y la superación de la pobreza.
  • Aporte de fuerza laboral innovadora a las empresas y las regiones.
  • Integralidad de sus egresados y su vocación de servicio.
  • Calidad y estándares internacionales de su formación profesional integral.
  • Incorporación de las últimas tecnologías en las empresas y en la formación profesional integral.
  • Estrecha relación con el sector educativo (media y superior).
  • Excelencia en la gestión de sus recursos (humanos, físicos, tecnológicos y financieros).






+ Características de Nuestro Centro



  • * Es uno de los 16 Centros de Formación en Antioquia.
  • * Tiene como radio de acción los 23 Municipios de la Subregión del Suroeste Antioqueño, Medellín y toda su Área Metropolitana.
  • * Las demandas de Capacitación para este Centro son Multisectoriales, para diversos tipos de población y para una cobertura cercana a 6.435 aprendices en Formación Titulada y 31.888 en Formación Complementaria.
  • * La sede principal del Centro se encuentra ubicada en el Municipio de Caldas, puerta de entrada al Suroeste Antioqueño. 

    + Economía y pertinencia
        Sectores Económicos que atiende el Centro de Formación



    No hay comentarios: